ORACION Y DIALOGO EN LA FAMILIA

jueves, 22 de enero de 2015

jlfg – pág. 237
Cada lágrima, como la gota de rocío, busca un pétalo
Para hacer sentir su calidez y embellecer el mundo
Con su transparencia.

La falta de entendimiento desaparece con la comprensión.
Cada cual tiene derecho a expresar sus emociones
Reflejo de un universo de relaciones internas que desconocemos.
La inspiración asegura la motivación
Aliadas hacen maravillas en medio de una modorra imperante
Por el veneno del consumismo.

El vivir con prisa ya es un problema
No haberlo elegido y no saber a donde se va
Convierte el problema en una esclavitud.
Dar tiempo a los otros es darse tiempo a sí mismos
Ignorarlo es partir mal y terminar peor
Así “no tengo tiempo” significa “no me doy tiempo”.

La inteligencia de cada ser es impresionante
No somos los únicos

Solamente los únicos que nos hemos creído inteligentes.

martes, 20 de enero de 2015

jlfg – pág. 236
Cada lágrima, como la gota de rocío, busca un pétalo
Para hacer sentir su calidez y embellecer el mundo
Con su transparencia.

La falta de entendimiento desaparece con la comprensión.
Cada cual tiene derecho a expresar sus emociones
Reflejo de un universo de relaciones internas que desconocemos.

Buscan el polen con una diligencia sin igual
Luego, lo devuelven hecho miel…
Si algo aprendiéramos los humanos, no hubiera tanta explotación.
La lejanía de los hechos no existe
El afán por alejarlos es una constante
Y la solidaridad es el puente que cruza el rio.

La alegría de lo cotidiano
El lo que se puede mejorar
Entonces, surge la novedad.

La zozobra hace alianza  con el ocio
Para arrebatar la luz a todas las cosas
La oscuridad del día es una creación de cada uno.

El bienestar es fruto del bien llegar
Y del “bien-seguir”

El bien es siempre dinámico e inclusivo.

domingo, 18 de enero de 2015

jlfg+235

La alianza publicidad-información es perversa
En realidad, desaparece la información
Y se convierte en manipulación.

Millares de seres desean comunicarse con uno
Solo que pocos, muy pocos tienen tiempo para prestarles atención
Se cree que vivir es correr.

Para algunos, la incertidumbre es su estadio
Pero no el pesimismo
Aquella fomenta la admiración; ésta, la apaga.

A veces se cree que todo va mal
Pero no hay que olvidar que el bien tiene su ritmo y su tiempo
La esperanza no cesa de transformarse en realizaciones.

Un rio atraviesa la ciudad
Y su agua corre contaminada
Fiel reflejo de sus custodios.

La velocidad está afectando  a mucha gente
Pero nadie se quiere apartar

Y persiste en el síndrome.

viernes, 16 de enero de 2015

Jlfg – 234
Cuando el trabajo es un camino de desarrollo de la persona
Entonces es humano;
Si no es inhumano.

La luz puede estar brillando…
Pero la oscuridad interior puede ser mayor
Al abrir ventanas vuelve la primavera.

La aflicción es como el cubo de hielo
Se deshace con el aliento del amor
Que no juzga ni condena; solamente comprende.

El esfuerzo resiente las fuerzas
Pero su recompensa es el objetivo cumplido
Un punto de partida para nuevos desafíos.

La acción del espíritu no tiene pausas ni descanso
En continua como la corriente del rio
La presencia de la luz es amable y fuerte a la vez.

La destrucción de la familia
Es la célula a reconstruir
Como el mayor desafío de nuestro tiempo.

Cuando el joven no confía en si mismo
La  sociedad ha de preguntarse

Porque su sistema conduce a tal situación a millares de sus miembros.
jlfg – 233
Cada lágrima, como la gota de rocío, busca un pétalo
Para hacer sentir su calidez y embellecer el mundo
Con su transparencia.

La falta de entendimiento desaparece con la comprensión.
Cada cual tiene derecho a expresar sus emociones
Reflejo de un universo de relaciones internas que desconocemos.

Condenar al otro es fácil
No hacer lo que hace el otro, es más difícil
La coherencia tiene la palabra final.

Las altas temperaturas de la Tierra
Es el lenguaje que no escuchan los oídos
Que están obnubilados para la efímera riqueza.

Cuando la política cae en las garras del poder del dinero
Es el acabose de la democracia
No se puede hacer pan con piedras.


miércoles, 14 de enero de 2015

Jlfg – 232
REVISEMOS LO QUE PENSAMOS
Porque las creencias son determinantes en nuestro actuar. O sea, actuamos de acuerdo a lo que creemos. ¿Qué es lo que creemos? ¿De dónde proviene lo que creemos?
Actuamos de acuerdo a lo que creemos. Por eso, estimado estudiante, es importante que cultivemos aquellas creencias que nos motiven a creer en nosotros mismos y en los otros; a respetarnos a nosotros mismos y a los otros.
A veces, escuchamos que no tenemos que creer en nada. Eso es un error. Lo correcto es que revisemos y elijamos lo que vamos a creer, de tal manera que nos ayuden a caminar, construir un presente y poner las bases para nuestro mañana.
Es conveniente que dialoguemos con nuestros mayores y pares acerca de lo que han creído y como les ha servido o no servido creer, para aprender de ellos, de sus aciertos y de sus errores.

El tiempo de la plenitud es el presente
El presente lo contiene todo
El presente no conoce fin.

Los cambios externos son un pálido reflejo de los internos
La evolución camino a través de los cambios
Y nos involucra a todos por igual.

El nosotros que somos
Permanece en constante dialogo
Nuestra naturaleza es el dialogo.

Transformar nuestros sueños en realidad
Es el arte de vivir

Canalizar las expresiones del espíritu.

martes, 13 de enero de 2015

Jlfg – 231
La luz siempre esta, pero no siempre se siente
Es débil y fuerte a la vez
Un modo de ser y estar que se debiera imitar.

Limpiar el pensamiento es tan importante
Como limpiar nuestro cuerpo
Porque la suciedad busca siempre donde estar.

Siempre tenemos un gran aliado
Nosotros mismos
Solo que a veces no creemos en nosotros mismos.

Cada quien juzga de acuerdo a su estatura
A la subjetividad le gusta revestirse de objetividad
Por eso no tiene sentido ser dogmáticos.

5. “NO HAY CAMINO, SE HACE CAMINO AL ANDAR”
                Pensar así, estimado estudiante, significa vivir con optimismo y dedicación. Que la resignación, que lleva al pesimismo, no tenga lugar en nuestra vida.
                En lo cotidiano no hay nada intrascendente (sin importancia) sino todo, hasta lo más insignificante, quizá como una sonrisa, un saludo amable, un buen pensamiento, tiene consecuencias infinitas.
                No contagiemos el pesimismo ni el desanimo…, vayamos por la vida contagiando optimismo, fe, alegría, esperanza. Y para esto no se necesitan palabras, sino forma de ser, conductas y hábitos.

                No te niegues a hacer tu camino. No recorras el camino de los demás. Marca tu camino con amor, verdad y justicia.