REFLEXIONES DESDE LA VEREDA

martes, 20 de junio de 2017


415  jlfg  2006117

Se entiende poco ir no para pedir sino para dar

Pareciera que hay más practica en dar que en recibir

Lo cual no es extraño en un ambiente de consumismo

Que pretende acallar en vez de escuchar.



Todo poder buscar crear dependencias de sus súbditos

Se alimenta de la dependencia

Y a los otros, los asfixia

Es un esquema perverso.



Nadie debiera dejarse arrebatar la existencia por vivir

Hay muchas maneras de ejercerlo

Por la vía de la fuerza y de la seducción

Decir existencia es decir conciencia.



Las maquinas siguen atrapando la humanidad

Haciéndola a su manera: fría, aparente, indiferente

La inversión del orden atrae problemas de toda índole

Sobre todo, de comunicación.



La vida espiritual es la base para el emprendimiento

Que no solo tiene que ser para metas tradicionales

Sino sobre todo innovadoras y transformadoras

Del actual estado de cosas.



La reconciliación con la tierra

Es una demanda pendiente para muchos

Que no solo han sido desarraigados de ella

Sino convertidos en sus perores enemigos.

viernes, 16 de junio de 2017

414, jlfg, 160617

El Espíritu anima sin cesar

No hay excusa de saber que hacer

Tampoco de autoculparse

El mayor desafío: es la unión para emprender caminos nuevos.



Ser más significa tener más participación con los otros

De lo que se trata es de reconstruir el tejido social

Destruido intencionalmente

Y lo más perjudicial para cada uno.



La luna aguarda la noche para brillar

No compite con el sol, sabe esperar

Y hacer de la oscuridad un tiempo de paz y reposo

Claridad para que se despliegue el alma con todo su esplendor.



Del monologo al solipsismo

Pareciera es la tendencia de nuestro tiempo

Que de forma inexplicable los seres sociales se deforman

En construcciones ilógicas y carentes de sentido.



La ilusión de vivir se acrecienta con la precariedad

El mundo contempla el drama de migrantes

Seres que no tienen ni encuentran donde vivir

Por el caos que originan otros de esta especie.



El tiempo de los otros es sagrado

El silencio contribuye a su buen uso

Y la comunicación se vuelve más fecunda

Desde el quehacer y ser del otro como otro.



Mirar cerca es la mejor manera de mirar lejos

Desconocer el acontecer presente

Es una falsa estrategia

Que nos ciega a ver el futuro.



Recobrar la capacidad de compartir

Podría ser la virtud más importante de hoy

Un tiempo petrificado detrás de rejas de púas

Para no saber de nadie ni de quien soy.
424, jlfg, 160617
La imagen puede contener: una o varias personas y planta

domingo, 11 de junio de 2017

423  (110617) jlfg

La noche ha perdido su silencio

Por el estruendo de los cañones

Que derrochan municiones para hacerse sentir

Antes que llegue el día de la reconciliación.



Que extraño son los intentos de desarraigarnos de la tierra

Cual si fuera algo inmundo

El resultado: olvidarnos de la tierra, unos

Y otros, aprovechan ese olvido.



Nos han ensenado a ver las necesidades

Pero no las potencialidades y oportunidades

Es una instrucción sesgada y dañina

Que amilana en vez de accionar.



Somos de la tierra

Es nuestro linaje del cual hemos de estar orgullosos

Por no creernos de la tierra

La hemos abandonado.



El silencio no acalla los sonidos, los afina

El concierto del silencio es lejos mejor que el bullicio

En el silencio puedes escucharte, en el bullicio solo perderte

Abrir la puerta al silencio es abrirla a la inmensidad.



Cuando se tiene prisa, no hay que correr

Cuando se tienen dudas, no tomar decisiones

Cuando no has escuchado, no hables

Cuando no te amas a ti mismo, no juzgues a los otros.



El poder sin control destruye primero a quien lo posee

Luego a sus victimas

El poder es un caos en sí mismo

Que pretende poner orden donde él ve desorden.

viernes, 9 de junio de 2017

pag. 431
jlfg (110617)

La comunicación es la razón de nacer y de vivir
se humaniza a través de ella y se deshumaniza sin ella.
La comunicación nutre el alma y canaliza la entrega del ser
no tiene sustituto ni nada la reemplaza.
Y el principio y termino de la comunicación es la escucha
para contener el elixir que proviene del otro  
jlfg . 429  (090617)

La autorreferencia es inevitable

El conflicto surge entre pares

Que reclaman no solo su territorio sino el del otro

El camino no es la anulación, sino la moderación.



Mirar solo al frente es un error

Porque la riqueza no está en el futuro sino en el presente

Las ilusiones tienen el poder de ocultar lo valioso

Cual espejismos que distraen del camino hacia la autorrealización del otro.



Con paz se avanza más que con zozobra

Los cimientos quedan mejor cimentados

La luz no encuentra obstáculos para irradiar

Y el alma se hincha de amor.



El respeto no termina en aceptar al otro como es

Para que se aleje de la indiferencia

No cesa en procurar ser puente para que el otro evolucione

A estadios más verdaderos  y placenteros.



La escucha de sí mismo es el punto de partida

Para comparar la verdad de hoy con la de ayer

Y construir sendas

Que solo pueden surgir del hoy.



La incomunicación imperante es un logro que ha costado millones

Un ser menos comunicado es más débil

Y propicio para ser ocupado por lo intencionado

Y planificado desde afuera y desde lejos.



Se avanza más yendo lento que de prisa

La diferencia la hace la dirección

¿De qué sirve correr hacia mil direcciones?

Si bastaría con elegir una.  La dispersión debilita.

miércoles, 7 de junio de 2017


pag. 428, jlfg (70617)

El desastre ecológico no por ser silencioso deja de ser el más grave

Y su reversión solo podrá venir de la dimensión micro

Como las hormigas que por miles… los seres humanos

Podrían rectificar la errada dirección que se le ha impuesto al planeta.



Unas creencias sacan a otras creencias

Solo que el ser humano no puede vivir sin ellas

La creencia es vínculo

El quid es ¿a qué? La respuesta la tiene la conciencia.



Estar en los acuerdos o salirse de ellos no es lo más importante

Sino su práctica o no que sea acorde a las necesidades del Planeta.

La verdad reclama hechos y no palabras

Mientras queda un poco de tiempo.



Hay soles, lunas y estrellas entre la gente

Solo hay que buscarlas

No es una noche oscura la sociedad

Es también un cielo estrellado como el que la cubre.



Se puede ir sin correr

Estar y no perder el movimiento

Avanzar sin atropellar

Y llegar para empezar.



La claridad se encuentra en la paz

La paz en el sosiego

El sosiego en el orden

El orden en la claridad.



El dinero además de efímero es traicionero

Promete la vida pero provee de muerte

Puede apoderarse del tiempo y del corazón

De quienes piensan que con dinero todo se puede comprar

Mas lo importante y valioso no tiene precio: se da y se recibe gratis.



La riqueza está en el intercambio

Que es un compartir de experiencias

La pobreza en las barreras que se ponen entre unos y otros

Como ocurre en la ciudad.



Para soñar  hay que estar despiertos

Liberarse del temor y entrar en las sendas del otro

Soñar  nos vuelve más humanos

Y nos descubre la cercanía del otro que no existía.



El desánimo no tiene la última palabra

Cuando el sol traspasa la montaña de la soledad

Todo comienza a germinar

Con la llegada de la lluvia del buen ánimo.



Los ojos ven lo que encuentran

La sabiduría lo que busca

La contemplación lo trascendente

Y el amor lo que sueña.



El día no tiene término

Tiene matices como el arcoíris

La noche puede ser lo más luminoso

Para quien no sucumbe ante las dificultades.



El rio no tiene prisa

Como no la tiene quien sabe a dónde va

Prisa tiene el que huye

Y no sabe a dónde va.