REFLEXIONES DESDE LA VEREDA

martes, 21 de marzo de 2017

pág.. 420

Andar, andar es la vida

No se puede parar porque el tiempo no espera

Es como el viento que va de paso

Y las hojas han de moverse cuando pasa

El presente es tan intenso que no hay tiempo para el pasado

Somos memoria y somos futuro paro vivir en el presente.

Hace un momento cantaban las aves

Ahora se han ido y su canto resuena en el silencio

Todo perdura en el tiempo y nada se pierde en el infinito

Hay que saber plantar para que la cosecha alcance para todos

Y como las aves volar porque no hay prisión que pueda contener el alma.





El manto de la oscuridad se ha recogido

Y ha dado paso a los colores del nuevo día

Nuestros ojos se abren para contemplar y recibir

Los mensajes de ocultos pero sublimes

Y el perfume de las flores

La noche y el día son para vivirlos y no para perderlos.





La vida tiene encrucijadas

Que no son para perderse sino para elegir

La libertad necesita actuar para dar paso al amor

Que desenmascara al temor

Y el alma vuelve a florecer como la hierba después de las primeras lluvias

Para la vida no hay termino solo etapas.

lunes, 20 de marzo de 2017

jlfg-pág.. 419

Nobles, ingeniosas, inteligentes, juntas…

Besan las flores y procuran su fecundidad

Van y vienen sin cesar y  sin cansancio

Maravillosas abejas, nunca solas, nunca en contra

Y todas al unísono para que surja la miel.

Todavía no es imposible que recobremos el ser naturales

Sino lo logramos los adultos, lo harán las nuevas generaciones

Porque comprenderán que es el camino para sobrevivir.



¿Existen los fantasmas?

Que sí,  y muchos en la mente de innumerables

Que su vida se llena de zozobra por la existencia de sus fantasmas

Que los acosan día y noche

Cobrando realidad sus fantasías

Entonces, todo cambia de color

Y ya no se sabe distinguir el límite y el principio

Los fantasmas, o la mayoría, obedecen a la mente (y la mente a la mentalidad)



Silenciosas, organizadas, temibles, admirables

Tan débiles individualmente, tan fuertes como colonia

Tan solo conocidas superficialmente

Están por todas partes porque funcionan como un solo organismo aunque son millones;

La humildad e inteligencia consiste en aprender de los más pequeños

Ir más allá del rechazo aprendido y la descalificación irreflexiva

Que nos llevan al solipsismo y al caos innecesario y maléfico que nos destruye como especie.





A dos mil metros sobre el nivel del mar

Fuentes de agua por doquier en comunión con su aliado el bosque

Cual hermanos que se complementan para irrigar la faz de la madre tierra

Manantiales perennes y milenarios, silenciosos tesoros para la vida;

Cada vez que un ser humano se atreve a hacer sin esperar recompensa

Solamente por regalarse el privilegio de compartir para embellecer su alma

Para abrir su espíritu y el universo entre y establezca su morada…

Entonces muchos manantiales habitaran en la ciudad.

viernes, 17 de marzo de 2017

pag. 418

El rio bordea los montes hacia su origen y final

El inmenso mar lo crea y lo espera

Al contemplarlo nos contemplamos

Los ríos que corren en nuestro interior

Siendo tú, Creador, el océano, el principio y el final

La fuente del espíritu que anima la danza de nuestros sueños

Como arriba danzan las nubes a la hora del crepúsculo.



No cesa de mover las copas de los arboles

Aparece, saluda y sigue su ruta cual amigo cercano y lejano

Es fuerte, constante, poderoso; y a la vez, prudente y controlado

Tan real y tan invisible.

Como el viento nuestros pensamientos corren tras las utopías

Buscando asidero en el barro

Para edificar y plantar trascendencia en la roca

Espíritu en el mundo que germine en alegría y paz, concierto y armonía.



La tierra no excluye a nadie

Alberga a todos solicita como una madre

Ser tierra es ser universo

Ser tierra es ser infinito y eterno

Ni un día debería de pasar sin amar y servir lo que somos

Una manera agradable de recibir todo lo que  necesitamos.





Hoy no se escucha el canto de las aves

Hoy no hay arcoíris

Hoy pareciera que no hay estrellas…

Pero detrás de la apariencia esta la realidad

La abundancia se oculta en la escasez

El concierto en el silencio

La esperanza en la mirada vacía

El verbo en el silencio de un alma que pervive pese a la soledad que no es tal

Porque la materia es Espíritu: el mismo que hace nuevas todas las cosas.

viernes, 10 de marzo de 2017

pág.. 417



Como la gota de agua multiplicada

Vuelve fecunda la raíz

Para embellecer y alimentar

El perfume del alma plena

Esparce el espíritu que inspira

Las obras buenas a su alrededor

Siempre necesitado de agua para fecundar.




El reflejo de la luz se extiende hacia el infinito

Su resplandor besa las superficies

Dotándolas de belleza y armonía

Al ser luz ayudas a  ver, sentir y crear

La misión para la cual el milagro no cesa en ti.



Las aves comienzan y terminan el día cantando

 Y lo hacen sin pensarlo tanto

Sino sintonizándose con el Universo a través del Planeta

La sintonía es clave para cantar y no llorar




Si tu mirada se va hacia el infinito

Y contempla el final del horizonte

Te imaginas que allí se une el cielo con la tierra…

Pero esa unión está bajo tus pies

Y tú eres el puente

Que une la tierra con el Universo.

                                           

La realidad supera la imaginación

Y juntas hacen un concierto

Para deleite del alma

Del soñador  realista

Que no se queda sin ver

Y escucha la danza de las estrellas.

                                                   

La caricia del crepúsculo envuelve la tierra

Que cual tu mejilla siente el viento

Ella toda percibe hasta tu mirada

Esa que mira hacia dentro

Y se sosiega al contemplar el sol

Que por un instante sientes que te transforma

En luz y tu cuerpo se vuelve alma.



Por tu ventana entra la luz de las estrellas

A recordarte que tú eres estrella como ellas

Irradias luz y calor

Desde donde estas hasta los confines del mundo

En tu recogimiento percibes tu inmensidad                                                                     Y esa luz ya puede regresar con la huella de tu ser.



No es un misterio que no sabemos quiénes somos

El misterio nos envuelve cual piel que contiene nuestro cuerpo

Sin principio ni fin

Hoy estamos aquí como punto de unión

Entre lo que es y lo que no es

Somos viajeros igual que el viento

Y sensibles igual que el mar.

miércoles, 1 de marzo de 2017


Las artimañas de un manipulador

                El accionar del manipulador/a tiene los alcances de su imaginación. Esto lo vuelve impredecible en sus maneras de actuar. Pretender cambiarlo es prácticamente tiempo perdido; lo que es posible es cambiar uno su actitud y modo de respuesta a sus embates.

                El manipulador nunca va a buscar el beneficio del otro, sino solamente de sí mismo

Cree que ese derecho lo tiene siempre; y no tiene en cuenta su falta de responsabilidad. Más bien cree que los otros están para darle y darle sin devolver nada a cambio.

                Para conseguir este objetivo, no tiene dificultades en mentir, llorar, reír, suplicar, exigir, forzar, etc. El problema es cuando se le cree, cuando se piensa que es sincero. Pero esta palabra no la conoce…, miente pero cree que no lo hace, porque puede más su objetivo que es siempre individualista y egoísta.

                Al manipulador hay que enfrentarlo con la firmeza en uno mismo, no dejarse enredar ni  influir emocionalmente (con sus lágrimas) y mantenerse en su propia conciencia, valores y principios sin moverse ni un milímetro…, porque eso lo aprovecha el manipulador que se puede agarrar a cualquier hebra para intentar obtener lo que se propone.

sábado, 25 de febrero de 2017

Jlfg - pág. 416
Qué manera de insistir en autoengañarse cuando se habla de “gastos de defensa”, y no llamar las cosas por su nombre: gastos para la guerra, o mejor todavía: “nuestro negocio de la guerra”.
El materialismo de nuestro tiempo lo que más castiga es  la imaginación. Mas sin ella, se acaban nuestros sueños; y sin sueños no vale la pena vivir.
Los pueblos no tienen problemas de talentos; el problema es que ellos se pierden en el océano de la pobreza. Por lo general, los talentos están bajo las piedras, y son estrellas ocultas como las del firmamento con luz propia.
Que el objetivo de la vida sea poseer propiedades es un invento de alguien desquiciado que nunca supo para qué es la vida, pero conto con los medios para meter en ese barco a la Humanidad.
El universo siempre se ha confabulado para abrirse camino así sea a partir del caos: en nuestros días también es así, y también a nivel social… en este ámbito, es la razón la que se ha convertido en el mayor obstáculo.
De lo que se trata es desatar nuestras manos, mente y corazón: para compartir. Seguros que ese es  el camino que la Humanidad ha perdido, recibiendo como paga su empobrecimiento.
La belleza de pensar es tal cuando va acompañada de la belleza de sentir; solo entonces se pueden convertir en acción. Las acciones son las que mueven al mundo, para bien o para mal; depende de cual sea su fuente de inspiración.
La pérdida de sensibilidad equivale a la pérdida del alma. A un animal así lo consideramos un monstruo…, pero nos cuesta reconocerlo en la especie humana por la falta de sensibilidad.
El mayor regalo es nuestro presente; estar preparado para recibirlo implica no estar habitando en el pasado ni soñando en el futuro, porque es un regalo que requiere de todas nuestras capacidades para fructificar.
Pasamos mucho tiempo tratando de entender verdades… y está muy bien; el error consiste en asociarla con lo trascendente divorciada de lo inmanente. Entonces, ¿A quién pueden servir esas verdades?
Hay quienes han optado por no complicarse y vivir solamente, dicen. ¿Pero es posible? Para vivir se requiere ser libre, amar y servir…, de otra manera solamente se es vivido por otros agentes extraños dentro de sí, en su mente y corazón: o sea, se termina viviendo la vida de ellos a costa de la propia.
La vida comienza en la comunicación; y la vida termina con la incomunicación. El infierno en la tierra es la incomunicación…, por desgracia muy extendida, silenciosa y torturadora.